Seguidores

jueves, 8 de septiembre de 2011

DIY: Exfoliante casero para labios

Hola flores!!

Bueno, como sabréis las que me seguís por Twitter ando súper ocupada organizando mi futura vida irlandesa e intentando estudiarme esa asignatura que tengo tan atravesada ¬¬

Hoy me gustaría enseñaros un experimento que hice no hace mucho y que contra todo pronóstico salió bien: un exfoliante casero para labios o sugar scrub.

Para hacerlo necesitáis:
-Un tarrito vacío bien limpio (en este caso, era de una vaselina de coco de The Body Shop).
-Azúcar.
-Una vela y un mechero para encenderla (hay quien también hace esto con las planchas del pelo, pero a mí me parece mucho más sencillo así).
-Una cuchara sopera.
-Una espátula o algo parecido para remover la mezcla y aprovechar bien el producto. (Yo utilicé la parte del mango de una lima de uñas metálica).
-Aceite esencial (opcional).
-Y muy importante, un cacao para labios.

A mí la idea me surgió, primero porque no tenia ganas de pagar 5 euros por un tarrito de azúcar coloreado de Lush, y segundo, porque compré un cacao de Yes Love por 60 céntimos que resultó dejarme una sensación bastante extraña en los labios, como rugosa, aunque de hidratación iba muy bien.

El proceso es muy sencillo: no hay más que derretir el cacao como si estuviéramos derritiendo un labial para depotarlo, meterlo en el tarrito y mezclarlo con azúcar. Yo agregué aceite esencial de manzana en un rapto de inspiración, dado que el cacao también era de manzana.



Yo fui alternando el cacao derretido con el azúcar para que fuera más fácil mezclarlo luego.

No hace falta más que una pequeña cantidad para exfoliar los labios. Una vez me he dado bien con el producto, cojo una servilleta y la "muerdo" como cuando nos quitamos el exceso de pintalabios para eliminar los granitos de azúcar. Al llevar el cacao, los labios quedan hidratados, por lo que no tenemos que darnos vaselina de ningún tipo.

 Y este es el aspecto final. Tenéis que tener cuidado y no poner demasiado azúcar, porque entonces no empastará bien y se caerá por todos lados.

Espero que os animéis a hacerlo, es muy fácil y el resultado no puede ser mejor.

Besotes,
Lady T.

5 comentarios:

Mandarinalia dijo...

me gustaaa

Diana dijo...

No te tenía en twitter, jummmm V_V

Mirianrocu dijo...

Un experimento con éxito, así al menos aprovechas el cacao de textura sospechosa y te quedas con unos labios de piñoncito meloso, jejejeje.

¿Preparada para el gran salto? Qué emocióooooon

Besines.

Anna dijo...

Buena idea... yo igual lo pruebo con vaselina azucar y algun saborizante que tengo.

Besitos

neika dijo...

me ha encantado, el blog es muy interesante...estoy de sorteo, pásate...besos
http://elblogdeunamamaenapuros.blogspot.com/2011/09/mi-primer-sorteo-con-la-colaboracion-de.html